Ejercicio y la dieta baja en grasas.

El ejercicio y el complemento de la dieta baja en grasas

 

¿Quieres bajar de peso? La clave principal, si se quiere bajar de peso de manera natural y mayormente saludable, es hacer ejercicio y complementarlo con una dieta baja en grasas.

 

Te garantizo que no hay manera más efectiva de mantenerse en forma, con un cuerpo fit, de estar saludable, no solo en físico sino en mente también, que tener un día proactivo, en donde desayunes, almuerces y cenes de manera saludable, bajo en calorías, y durante el día hayas pasado al menos una hora por el gimnasio, o hayas trotado por tu vecindario, o simplemente haber hecho un “workout” en casa, como abdominales.

 

Todos empezamos por algún lado, y el primer paso es regular y establecer una dieta baja en grasas, compuesto por proteínas, sin sales ni azúcares, para así acelerar el proceso de adelgazamiento, haciendo un ejercicio acorde a tus cualidades y en lo que más puedas destacarte, y por supuesto, también es imporante que te guste el deporte que estes haciendo, ¡La motivación lo es todo!

 

La dieta baja en grasas debe incluir proteínas en tus comidas del día como porciones de carne, pescado, huevos, al igual que carbohidratos como arros, pasta, frutas y grasas ¡pero saludables! Como aceite de oliva, frutos secos, yogurt. Todo en una proporción adecuada, medida, para sacarle el mejor provecho a la dieta y a tu alimentación.

 

Puedes calcular los gramos que necesitas de la siguiente manera:

 

  • Proteínas: Tu peso x 1.
  • Carbohidratos: Tu peso x 2.
  • Grasas: Tu peso x 0,3.

Estas cantidades hay que repartirlas a lo largo de todo el día, entre las diferentes comidas. Hacer 5 pequeñas comidas es recomendable, pero no obligatorio, puedes repartirlas entre las 3 comidas principales.

Además, no debes olvidarte de beber agua suficiente. Sin agua, el cuerpo no puede metabolizar las grasas correctamente. Si sólo bebes café, té y refrescos, estarás parcialmente deshidratada, tu metabolismo se ralentizará y no quemará grasa de manera eficiente. Deberías beber 3 litros de agua al día.

 

En cuanto al ejercicio, lo más ideal para cualquier persona es hacer aeróbicos diariamente, como correr, nadar, dar un paseo largo en bicicleta, ya que estas actividades físicas requieren una gran fuente de energía.

 

Para tener un cuerpo delgado y tonificado se deben realizar movimientos que ayuden a quemar la grasa localizada en ciertas partes del cuerpo. Existen diversos ejercicios para mujeres que aceleran la pérdida de peso y tonifican tus músculos de una forma divertida y fácil. Por supuesto, es requisito antes y después de realizar estos ejercicios calentar y estirarse, ya que no queremos lesiones. Aquí te dejamos 5 tipos de ejercicios que irán excelente con tu complemento de dieta baja en grasas.

 

  1. Piernas de acero.Toma un par de mancuernas y párate derecha. Levanta tu pierna izquierda hacia atrás y flexiona tu tronco hacia adelante con las manos colgando. Puedes doblar un poco la pierna derecha para evitar lesiones. Regresa a la postura inicial.

  1. Reduce la cintura. Acuéstate sobre tu lado izquierdo, con las rodillas rectas. Apoya tu codo izquierdo y con tu antebrazo hacia el frente. Levanta tus caderas hasta que tu cuerpo forme una línea recta desde los tobillos hasta los hombros. Mantén la postura durante 30 segundos y cambia de lado.

 

 

  1. Endurece tus músculos. Acuéstate boca abajo y coloca tus manos a la altura de tu pecho y tus piernas juntas. Estira los brazos, sube tu tronco. Baja el cuerpo lentamente sin que tu pecho toque el suelo. Empuja nuevamente hacia arriba.

 

  1. Esculpe tus muslos y glúteos.Párate con las piernas abiertas, de modo que tus pies queden más anchos que tus hombros. Baja el cuerpo mientras doblas las rodillas, hasta que tus músculos estén paralelos al piso. Haz una pausa y regresa a la postura inicial lentamente.

 

 

  1. Tonifica hombros y tríceps.Utiliza algunas mancuernas. Coloca tu cuerpo en posición de desplante. Inclina tu cuerpo sobre la rodilla que está al frente, mientras levantas el brazo contrario hacia atrás. Regresa a la postura inicial lentamente.

 

¡No hagas esto sol@! Busca hacerlo con un amigo, o un familiar, diviértete haciéndolo, siempre es bueno mantenerse saludable y querer verse bien. También puedes aprovechar la tecnología de hoy en día, ¡con nuevas aplicaciones de ejercicios diversos con entrenadores virtuales te ahorras la ida al gimnasio!

 

Encuentra la manera de que hacer esta rutina de dieta y ejercicio sea más un hobbie, y un estilo de vida saludable que una actividad obligada. ¡Te agradecerás los resultados!

10 ideas para no pensar en comida todo el día.

10 IDEAS PARA DEJAR DE PENSAR EN COMIDA

 

¿Tienes problemas con la comida? ¿No puedes dejar de pensar en el almuerzo? ¿Comes cada hora? Si quieres dejar de pensar en comida, y así reducir tus excesos de alimentos diarios, te dejamos aquí 10 ideas que puedes hacer durante el día para cada vez que quieras o se te ocurra pensar en un plato lleno de comida, al que no puedas resistirte.

 

  1. Nueva actitud

 

Todo se trata sobre la actitud que tengas, y la base del control sobre cualquier situación es la actitud. Trabaja con tu mente y mentalízate sobre lo que quieres, y es mejor para ti… ¿Comerte las galletas antes del almuerzo o seguir trabajando? Te dejamos esto a tu conciencia, si quieres un cambio…¡Comienza por tu actitud y por como piensas!

 

  1. Trata de mantenerte ocupad@

 

Si el trabajo no es suficiente, trata de siempre ponerte tareas para hacer, mantenerse ocupado haciendo oficios y labores no dejará que pienses en comida. Pinta la casa, arregla tu cuarto y tu ropa, lava los platos, organiza tus horarios, corta el césped y haz un jardín. A la vuelta de nada cuando te hayas acostumbrado a mantenerte siempre ocupad@, verás que nunca podrás pensar en comida hasta la hora de comer.

 

  1. Viaja

 

No hay nada que más llene tu agenda que organizar e irse de viaje, planea un viaje relajante para ti, con familia y/o amigos, para distraerte de la comida, con todas las actividades que conlleva un viaje te aseguro que no pensarás en comida. Y si por el momento no puedes viajar muy lejos, tómate un día de playa, o visita el bosque.

 

  1. Haz un horario alimenticio

 

Esta es una técnica muy sana, para tu mente y por supuesto para organizarte a ti y a tu estómago mucho mejor. Dependiendo de cómo funciones, puedes ingerir una gran cantidad de desayuno por ejemplo, al mediodía un snack de fruta, el almuerzo, y una cena de cantidades proporcionales a tu cuerpo y metabolismo. Te recomendamos hacer esto junto con tu nutricionista y/o médico para optimizar tu horario, y que sea 100% saludable para ti.

 

  1. Toma muchísima agua

 

Cada vez que pienses en comida, y no sea la hora de tu almuerzo o cena, bebe agua, esta es la mejor manera de sacudir la necesidad de tener algo en la boca, y así aseguras una hidratación completa.

 

  1. Haz lo que más te gusta hacer

 

¡Diviértete! Si tienes un hobbie, practícalo (¡si es comer no cuenta!) y si no tienes uno, create uno para ti y tu valioso tiempo libre. Ve una película, una serie, lee libros, comparte con amigos, escucha tu música favorita, pasa tiempo con tus seres queridos, dedícale el tiempo a tu jardín si tienes uno, compra ropa nueva en la que tengas confianza.

7.     Haz ejercicio

Por supuesto, esta es la manera más efectiva de dejar de pensar en comida, mantenerse sano, bajar de peso, y estar fit. Aunque hacer ejercicio en casa, o ir a un gimnasio no sea la actividad favorita de todos, ¡no pierdes nada intentándolo! Date la oportunidad un día libre de demostrarte que si puedes, y que esto puede ser tu cosa favorita de hacer.

8.     Sal a caminar

Para los que no quieren hacer ejercicio, proponete a salir a caminar por tu vecindario todos los días, y si tienes un perro, ¡Que te haga compañía! No hay nada más refrescante que salir a caminar, tomar aire fresco, y dispersar la cabeza un poco de todo.

9.     Háblalo con la gente que quieres

Si crees que piensas mucho en comida, ¡Definitivamente no eres la única persona! Comparte esto con alguien, y propónganse a dedicarle su tiempo a todo lo que anteriormente mencionamos, háganlo juntos y verán que dejarán de pensar en comida más rápido de lo que creen.

10.                      Prémiate cocinando

Por último, si realmente no puedes dejar de pensar en comida, hay una alternativa: toma la cocina como pasatiempo. Es cierto que puede parecer extraño, pero déjanos explicártelo. No quiere decir que vas a dedicarte a preparar un plato grande de tocino y huevos cargado de calorías. Por el contrario, debes dedicarte a hacer sólo cosas saludables. Por lo tanto, si puedes centrar tus fuerzas y atención en ese aspecto de la comida, tu cuerpo te lo agradecerá. Lograrás mantener tu mente alejada de la caja de galletas por mucho más tiempo de lo que te imaginas.

 

El ejercicio y la dieta baja en grasas.

El ejercicio y el complemento de la dieta baja en grasas

 

¿Quieres bajar de peso? La clave principal, si se quiere bajar de peso de manera natural y mayormente saludable, es hacer ejercicio y complementarlo con una dieta baja en grasas.

 

Te garantizo que no hay manera más efectiva de mantenerse en forma, con un cuerpo fit, de estar saludable, no solo en físico sino en mente también, que tener un día proactivo, en donde desayunes, almuerces y cenes de manera saludable, bajo en calorías, y durante el día hayas pasado al menos una hora por el gimnasio, o hayas trotado por tu vecindario, o simplemente haber hecho un “workout” en casa, como abdominales.

 

Todos empezamos por algún lado, y el primer paso es regular y establecer una dieta baja en grasas, compuesto por proteínas, sin sales ni azúcares, para así acelerar el proceso de adelgazamiento, haciendo un ejercicio acorde a tus cualidades y en lo que más puedas destacarte, y por supuesto, también es imporante que te guste el deporte que estes haciendo, ¡La motivación lo es todo!

 

La dieta baja en grasas debe incluir proteínas en tus comidas del día como porciones de carne, pescado, huevos, al igual que carbohidratos como arros, pasta, frutas y grasas ¡pero saludables! Como aceite de oliva, frutos secos, yogurt. Todo en una proporción adecuada, medida, para sacarle el mejor provecho a la dieta y a tu alimentación.

 

Puedes calcular los gramos que necesitas de la siguiente manera:

 

  • Proteínas: Tu peso x 1.
  • Carbohidratos: Tu peso x 2.
  • Grasas: Tu peso x 0,3.

Estas cantidades hay que repartirlas a lo largo de todo el día, entre las diferentes comidas. Hacer 5 pequeñas comidas es recomendable, pero no obligatorio, puedes repartirlas entre las 3 comidas principales.

Además, no debes olvidarte de beber agua suficiente. Sin agua, el cuerpo no puede metabolizar las grasas correctamente. Si sólo bebes café, té y refrescos, estarás parcialmente deshidratada, tu metabolismo se ralentizará y no quemará grasa de manera eficiente. Deberías beber 3 litros de agua al día.

 

En cuanto al ejercicio, lo más ideal para cualquier persona es hacer aeróbicos diariamente, como correr, nadar, dar un paseo largo en bicicleta, ya que estas actividades físicas requieren una gran fuente de energía.

 

Para tener un cuerpo delgado y tonificado se deben realizar movimientos que ayuden a quemar la grasa localizada en ciertas partes del cuerpo. Existen diversos ejercicios para mujeres que aceleran la pérdida de peso y tonifican tus músculos de una forma divertida y fácil. Por supuesto, es requisito antes y después de realizar estos ejercicios calentar y estirarse, ya que no queremos lesiones. Aquí te dejamos 5 tipos de ejercicios que irán excelente con tu complemento de dieta baja en grasas.

 

  1. Piernas de acero.Toma un par de mancuernas y párate derecha. Levanta tu pierna izquierda hacia atrás y flexiona tu tronco hacia adelante con las manos colgando. Puedes doblar un poco la pierna derecha para evitar lesiones. Regresa a la postura inicial.

 

  1. Reduce la cintura. Acuéstate sobre tu lado izquierdo, con las rodillas rectas. Apoya tu codo izquierdo y con tu antebrazo hacia el frente. Levanta tus caderas hasta que tu cuerpo forme una línea recta desde los tobillos hasta los hombros. Mantén la postura durante 30 segundos y cambia de lado.

 

 

  1. Endurece tus músculos. Acuéstate boca abajo y coloca tus manos a la altura de tu pecho y tus piernas juntas. Estira los brazos, sube tu tronco. Baja el cuerpo lentamente sin que tu pecho toque el suelo. Empuja nuevamente hacia arriba.

 

  1. Esculpe tus muslos y glúteos.Párate con las piernas abiertas, de modo que tus pies queden más anchos que tus hombros. Baja el cuerpo mientras doblas las rodillas, hasta que tus músculos estén paralelos al piso. Haz una pausa y regresa a la postura inicial lentamente.

 

 

  1. Tonifica hombros y tríceps.Utiliza algunas mancuernas. Coloca tu cuerpo en posición de desplante. Inclina tu cuerpo sobre la rodilla que está al frente, mientras levantas el brazo contrario hacia atrás. Regresa a la postura inicial lentamente.

 

¡No hagas esto sol@! Busca hacerlo con un amigo, o un familiar, diviértete haciéndolo, siempre es bueno mantenerse saludable y querer verse bien. También puedes aprovechar la tecnología de hoy en día, ¡con nuevas aplicaciones de ejercicios diversos con entrenadores virtuales te ahorras la ida al gimnasio!

 

Encuentra la manera de que hacer esta rutina de dieta y ejercicio sea más un hobbie, y un estilo de vida saludable que una actividad obligada. ¡Te agradecerás los resultados!

 

DULCESOL UNA MARCA CONSOLIDADA

DULCESOL, TODA UNA GENERACIÓN.

Probablemente has escuchado anteriormente sobre la marca Vicky Foods, antiguamente llamada Grupo Dulcesol o Dulcesol, cambiaron el nombre en Junio de este año 2019, para reflejar su cambio de estrategia y nueva realidad como una empresa completamente multicategoría, multimarca y principalmente orientada al tema de la internacionalización.

Dulcesol es un grupo de alimentación español fundado en 1952, que comercializa sus productos en España principalmente pero que también exporta a más de 50 países. En la actualidad es el primer grupo en volumen en el mercado español en repostería y bollería dulce y el tercero en pan de molde y bollería salada, tema el cual crea una polémica importante sobre si es saludable, o bueno para nuestro ciclo de alimentación.

Actualmente integra tres plantas dedicadas a la fabricación de panadería y pastelería ubicadas en Gandía y Villalonga (España) y en Argelia. En los últimos años, el Grupo ha iniciado la producción de nuevos productos como las cremas de untar y la alimentación infantil. Además desde 2014 cuenta con una planta en Sig, cerca de Orán.

Dulcesol se divide en las siguientes secciones según su página web:
• Dulcesol pastelería: en donde encuentras desayunos, hojaldre, bizcochos, bollería rellena, pastelería infantil y otras especialidades
• Dulcesol Black: en esta sección se categorizan y se venden ricos productos dulces como macarons de diferentes sabores, “cheesecakes”, al igual que pasteles de tiramisú, de truffles, red velvet, y también muffins variados.
• Soles: en donde encuentras Soles, Solettes, y Solesmini
• Dulcesol Buen Pan: que se divide en tres secciones de panadería y masas, pan molde, pan tostado y burger y hotdog.
• Dulcesol Top Cao: exponen una variedad de deliciosos chocolates de diferentes tipos como con leche y avellanas, y diferentes porcentajes de chocolate.
• Dulcesol Innova: ricos postres y dulces como las Valencianas Cacao y los Bocaditos Naranja.

Si no reconoces la marca, aquí te nombramos a continuación algunos de sus productos originales, fabricados por ellos, que seguramente reconocerás

Repostería y bollería
• Soles: «Soles azúcar», «Soles Cacao», «Soles zebra» y «Soles Pinkys»
• Mini Soles: «MiniSoles cacao» y «MiniSoles zebra»
• Solettes: «Solettes cream y cacao» y «Solettes rellenos cacao»
• Pandorino: «Pandorino original» y «Pandorino natilla»
• Dulcesol Innova: productos con perfil más saludable y con alga chlorella.
• Dulcesol Black: macarons con diversos sabores

Además existe una oferta de más de 120 productos distintos como napolitana, pastelitos, cañas, tortas de aceite, brazo gitano, bracitos, búlgaros, rosegones, magdalenas, croissants, bocaditos, lazos, palmeras, ensaimadas, tartas de manzana, sobaos, bizcochos, plum cakes, cocas, miguelitos, etc.

Panadería
• Pan de molde Dulcesol (blanco e integral, normal y sin corteza)
• Panecillos suecos tostados (normal, integral, tomate-orégano y con ajo)
• Pan Burguers y Hotdogs
• Panes especiales multicereales
Alimentos para bebés
Tarritos y bolsitas de frutas con diversas recetas
Tarritos y bolsitas BIO certificadas como agricultura ecológica de la UE.

Al igual que en su página web, tienen una sección de “Sweet Life”, en donde publican ricas recetas, al igual que una guía de pastelería, también tienen una revista de gastronomía, la cual contiene historias de cocina, personas, emociones y pasión por la cocina, puedes inscribirte en la misma página web para recibir recetas y promociones exclusivas.

REFERENCIAS Y BIBLIOGRAFÍA

Mayoría de la información de este artículo fue sacado de las siguientes páginas, por ende, los créditos van a:

http://www.dulcesol.com/ver/6221/dulcesol-innova.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Vicky_Foods

La bolleria industrial. ¿Comer moderado es bueno?

La bolleria industrial. ¿Comer moderado es bueno?

 

La bollería, para aquellos que no sepan, tiene como definición aquellos productos alimenticios elaborados, o que sus recetas contienen masas de harinas que son fermentadas y anteriormente han sido sometidas a tratamientos térmicos y demás, por supuesto también pueden venir acompañados por otros alimentos, complementos de panadería y/o repostería, al igual que también aditivos.

Algunos ejemplos de bollería industrial, que seguramente te han provocado y has consumido más de una vez son:  Donas, pretzels, croissants, panes, pasteles, los famosos “cupcakes”, caracolas, bollitos, galletas, bombas, entre otros productos que ya por lo que has leído puedes caracterizar como bollería.

 

Todos tenemos que admitir que alguna vez nos ha provocado una dona, un panecillo, una bomba de crema, entre otros en cualquier pastelería, y nos ha dado de esos antojos por esos productos de bollería. Pero, ¿es saludable? ¿Cuánta grasa contiene? ¿Por qué crea tanta polémica entre los nutricionistas y amantes de la comida buena en sabor? Te contamos un poco más sobre este tipo de alimento industrial, consumido mundialmente, para que tu mism@ concluyas.

 

Aunque cada bollo es diferente, en líneas generales la bollería de origen industrial se caracteriza por poseer alta cantidad de calorías concentradas en un escaso volumen. Calorías que derivan sobre todo, de grasas y azúcares.

La calidad de sus grasas es otro factor responsable de su mala fama, pues en su gran mayoría la bollería industrial posee grasas trans que puede tener diferentes efectos nocivos en el organismo y ser más perjudicial que las grasas saturadas o el colesterol.

Por otro lado, no poseen gran cantidad de proteínas ni de fibra, y en contadas ocasiones los bollos ofrecen minerales y vitaminas que el organismo necesita, aunque sí pueden poseer proporciones considerables de sodio, un mineral que debemos limitar para no caer en excesos que perjudiquen la salud. Es decir, la combinación de grasas y azúcares es lo que vuelve realmente tentador a un bollo, pues es esta cualidad la que el cuerpo prefiere para almacenar energía de fácil utilización. Y por ello, ante su consumo desencadenamos una respuesta placentera que puede ser responsable de su poder adictivo.

 

Claramente, la bollería industrial no tiene mucho de «bueno» para ofrecer al organismo y sus nutrientes predominantes son los que, con frecuencia intentamos limitar en nuestra dieta, sobre todo, si buscamos cuidar la salud.

Si queremos hablar de un tipo de bollería más saludable, sería la bollería casera, ya que la realidad es que siempre resulta mejor la bollería que podemos elaborar en casa que la producida industrialmente, aunque los ingredientes sean los mismos, pues podemos conocer el origen de la materia prima y hornear en menores proporciones lo cual puede disminuir la generación de grasas trans en el producto final, si hablamos profundamentre sobre el alimento y sus valores nutricionales.

Al igual que también, al hacer nuestros propios ricos productos de bollería casera, tenemos como resultado bollos con menos sodio, debido a que en casa no empleamos aditivos que favorezcan la conservación, ni resalten el sabor o la elevación de la masa.

Además, aunque los ingredientes pueden tener grasas trans de forma natural, éstas no son iguales que las grasas trans artificiales que se generan durante el procesamiento de un alimento, pues en los lácteos por ejemplo, la proporción es mínima comparada con la cantidad de este tipo de grasas que podemos tener en un alimento industrial, y además, podemos reducir aun más la presencia de grasas trans si utilizamos lácteos desnatados.

¿Qué opinas ahora? La próxima vez que entres a una panadería y veas la cantidad de postres y demás alimentos de bollería industrial, ¿Se te antojará? ¡Cuéntanos! Y comparte este artículo con ese amgi@ o familiar que le encante un alimento de bollería.

 

 

REFERENCIAS Y BIBLIOGRAFÍA

 

Mayoría de la información de este artículo fue sacado de las siguientes páginas, por ende, los créditos van a:

https://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/por-que-la-bolleria-industrial-es-tan-desaconsejada

 

https://gastronomiaycia.republica.com/2013/07/23/bolleria-reposteria-y-pasteleria-definiciones/