Comer en los parques (En Reino Unido)

Comer en los parques (Cultura
Inglesa)
En Inglaterra no solo el té de la tarde es una tradición, comer en los parques se ha
convertido en uno de los principales hábitos de los ingleses. En este país hay infinidad
de lugares que ofrecen las condiciones ideales para extender un mantel y disfrutar de un almuerzo mientras se contempla el paisaje y se comparte con los amigos.Los mejores lugares en Inglaterra para hacer picnic
En cualquier día soleado es fácil encontrarse con infinidad de personas en parques y jardines disfrutando de sus alimentos sin ningún tipo de preocupación. Incluso
oficinistas que salen de sus trabajos a tomar un descanso, universitarios y familias
completas, todos ellos conviviendo en espacios públicos que en otros países no son
usados de esta manera.
A continuación les compartimos algunos de estos sitios emblemáticos en Inglaterra
donde se puede hacer picnic y disfrutar de un entorno maravilloso.

Hardcastle Crags – West Yorkshire
Además de ser un excelente lugar para hacer picnic, este profundo barranco rocoso
con cascadas y espesos bosques, es perfecto para dar un paseo. Lo más recomendable es tomar el camino desde el aparcamiento hasta el arroyo y hacer el picnic en una de lasmesas que se encuentran en ese lugar. Después del almuerzo las personas pueden explorar el bosque e incluso echar un vistazo al molino del Gibson, un molino de
algodón que data del siglo XIX, hecho de madera y considerado en la actualidad como el edificio más grande de Gran Bretaña accionando solamente por energía sostenible.

Somerset House – Londres
Probablemente este sea el mejor lugar en Londres para comer al aire libre, ya que es perfecto para un picnic, incluso si es improvisado. Las personas sencillamente pueden compra sus provisiones en cualquiera de las muchas tiendas de Sandwich que se localizan en los alrededores y luego encontrar un lugar para sentarse y disfrutar del paisaje. Este lugar es perfecto para las familias ya que además de fuentes, también hay muchas actividades familiares que se desarrollan entre los días 22 a 25 de julio.

John Muir Country Park – East Lothian
A 20 kilómetros al sur de Edimburgo se localiza este espectacular tramo de campo que bordea el Fiordo de Forth. Lo genial de este lugar es que además de tener las
condiciones necesarias para hacer un picnic y comer al aire libre, también cuenta con enormes playas, marismas, dunas e incluso bosques de pinos que se pueden explorar con los amigos o la familia.

Tower Hil Tea Gardens – Kent
Este también es un gran sitio para comer en los parques de Inglaterra y al mismo tiempo contemplar los maravillosos paisajes. Simplemente hay que caminar a lo largo del paseo marítimo de Whitestable hacia Tankerton y en la parte superior de una pendiente empinada se localiza el Tea Gardens. Este es un lugar donde el césped está perfectamente conservado y además hay herbáceas que sirven como bordes alrededor.
No solo eso, aquí se encuentra un antiguo quiosco en el que se pueden degustar tartas caseras, además de sándwiches y bebidas.

Eynsford – Kent
Igualmente en el condado de Kent, a poco más de 40 minutos de la capital londinense se encuentra este pintoresco lugar. Hay de hecho dos zonas especialmente adecuadas para el picnic; la primera justo en el borde herboso al lado del rio Darent que atraviesa el pueblo y un lugar más tranquilo en la zona donde se localizan las ruinas del castillo Lullingstone, localizado en un terrenofrondoso que del mismo modo conduce
hasta el rio.

Devil Dyke – East Sussex
Las colinas que se encuentran alrededor del Devil's Dyke son propiedad de la National Trust y por supuesto ofrecen excelentes condiciones para comer y al mismo tiempoconseguir impresionantes vistas de South Dows y el Canal Ingles. Hay además un pub,así como una heladería y un punto de información de la National Trust. Lo mejor es que hay muchos espacios para el aparcamiento, aunque se puede llegar a este lugar en
autobús.

Horniman Gardens – Londres
Finalmente, este es un lugar de seis hectáreas con jardines tradicionales que ofrecen una espectacular perspectiva de la ciudad de Londres. No solo es ideal para comer y pasar un rato de relajación, además que durante los meses de julio y agosto se ofrecen espectáculos gratuitos para niños en el quiosco e incluso se puede visitar el museo Horniman que se encuentran a pocos pasos.